Hugo
Herrera

La artesanía vs los prejuicios

Hugo Herrera Varela, es el mayor de 6 hermanos, originario de la colonia Gabriel Hernández, en la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México –considerada una de las colonias más peligrosas de la capital– Justo ahí, es donde Hugo debió abrirse paso, siempre tratando de nadar contra la corriente social y cultural de su colonia. 

Desde su infancia luchó con los prejuicios sociales, por tener habilidad para las manualidades, actividad que su círculo social relacionaba con feminidad, esta situación, fue mermando su autoestima, aunado a que las limitaciones económicas se hacían presentes, y le impedían realizar sus trabajos con mejor calidad. 

Fueron tantas sus ganas de salir adelante, que logró llegar a nivel bachillerato, y fue entonces, que no pudo más,; sucumbió ante las tentaciones del dinero fácil y rápido, y decidió tomar el otro camino, ese que siempre tuvo a la mano, y que hasta el año 2000 había logrado esquivar. 

Procesado por asalto a mano armada a los 20 años, y condenado a 38 años de prisión, se encontró de frente con la realidad de los reclusorios; depresión, abandono y consumo de drogas. 

Hugo tuvo que hacer un recuento de su vida, al haber tocado fondo, una sobredosis estuvo a nada de quitarle la vida. Un nuevo y duro golpe de realidad lo puso frente a una segunda oportunidad. 

Entre las visitas que recibía su hermano –recluido en la misma prisión–, se encontraba una mujer, que terminó por ser su aliciente perfecto para tomar impulso y comenzar a salir adelante, otra vez. Procrean un hijo, y es partir de ahí que Hugo decidió retomar la artesanía como oficio. 

Actualmente, con su familia formada, y con poco más de la mitad de su condena cumplida, Hugo realiza trabajos que abarcan libretas con portada de realce, porta huevos, cuadros de madera tallada, en donde se pueden observar imágenes religiosas, y múltiples colores, que bien podrían reflejar la actualidad de Hugo Herrera, volviendo a sus raíces para superar las adversidades. 

Al principio de su relación sentimental, la familia de su esposa la desaprobaba por completo; sin embargo gracias a su tenacidad y trabajo, ha logrado tener éxito con sus productos, lo que le permite llevar una vida tranquila mientras termina de pagar sus errores del pasado, darle manutención a su familia, pero sobretodo un ejemplo de superación a su hijo, hoy día, la perspectiva ha cambiado radicalmente, 

tanto, que es Raquel Alba, cuñada de Hugo – Y una de las que en un inicio era de principales detractoras de la relación quien cuenta esta historia. 

“He aprendido a respetar, y he tenido la oportunidad de estar dentro del reclusorio y ver a la población y darme cuenta que yo no soy mejor que ellos” Raquel Alba. 

Redacción: Eduardo González