Diversidad en el arte mexicano

El mes de junio es conocido como el mes #PRIDE, el mes del orgullo LGBT+, recordando que aún no tienen los mismos derechos que el resto de la sociedad. Además de la discriminación, violencia y crímenes de odio a esta comunidad.

En México, como en el resto de Latinoamérica, muchas familias se dedican a realizar artesanías, desde l@s abuel@s, pasando por l@s padres y hasta llegar a l@s hijos. Y es muy marcado las actividades que realizan las mujeres, en donde se inclina más hacia el bordado, decoración, pintura y las tareas pesadas como, tallado de madera, conseguir los insumos y llevar las piezas al punto de venta, son llevados por lo general por los hombres.

Con el paso del tiempo, la educación, la inclusión a grandes ciudades y diversas situaciones familiares, han hecho que en cierta medida las actividades entre hombres y mujeres se vayan modificando, muchas veces no se puede cambiar libremente las actividades que fueron asignadas desde hace muchas generaciones a hombres y mujeres que se dedican a la elaboración de artesanías.

Sumemos todavía el factor tradición y prejuicio que existe en las comunidades sobre l@s personas LGBT+.

En mi punto de vista, en mi empresa Nuuch Artesanías, no existe cabida para la discriminación en ningún sentido, se respetan las dinámicas de l@s artistas y se busca empoderar a l@s creativos para que logren desarrollar lo que más les gusta hacer que es la expresión de su creatividad.

En el caso por ejemplo de Hugo Herrera, nos contaba Raquel Alba, su cuñada, que no le fue nada sencillo desarrollar su creatividad por los prejuicios que existían en su entorno al tema que el fuera artista.

En San Martin Tilcajete, de donde traemos los Alebrijes del Taller de Efraín Fuentes y Silvia Gómez, la dinámica ha cambiado en pro de la creatividad y de la expresión de sus tradiciones, donde si bien, los hombres tallan y las mujeres decoran las figuras. Sus hijos tienen un espacio en su taller donde se expresan como ell@s deseen, siguiendo tradiciones y volcándolas en la expresión de sus obras.

Judith Antonio, tiene dos hijos y ellos hacen sus primeras piezas de joyería, cosa que me imagino anteriormente, no hubiera sido tan bien visto.

En nuestros entornos podemos hacer la inclusión, la expresión del arte no tiene limites ni separa, es simplemente la expresión de la creatividad.

No solo es un mes del año en donde se les da la voz a la comunidad LGBT+ es siempre, tod@s podemos expresarnos libremente sin agredir al otro. Lo mismo pasa en el arte, la inclusión hará más grande a la comunidad artística.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Lula Sánchez

Socia Nuuch Artesanías

Apasionada del arte mexicano, emprendedora y socia fundadora de Nuuch Artesanías.

Lula Sánchez